se35-0182-migjorn-ibiza
slide5
slide4
slide2

11 RAZONES PARA ELEGIR UN HOTEL ANTES QUE UN PISO TURÍSTICO

CONSEJOS PARA ELEGIR BIEN DÓNDE ALOJARTE DURANTE TUS VACACIONES

¿A quién no le apetece viajar y descubrir nuevas experiencias y lugares que nos hagan dejar atrás nuestra rutina diaria?. Un 99,9% de los encuestados respondería que, sin duda, desearían viajar antes que quedarse en casa. Así que… cuando, ya hemos tomado la decisión de viajar, lo primero que se nos viene a la cabeza es preguntarnos: ¿dónde me voy a alojar?, llevas soñando con tus vacaciones perfectas todo el año, y, desde luego no es cuestión de equivocarse, ni ir a pasarlo mal, ni sufrir. A la hora de escoger un lugar dónde alojarse, hay tres factores de peso que nos pueden ayudar a tomar la mejor decisión: comodidad (quiero estar mejor y más cómodo que en casa), seguridad (quiero ir a un sitio seguro, no es cuestión de jugarse el tipo) y ubicación (buscamos la ubicación perfecta, cerca de aquello que motiva nuestro interés por viajar, sea ocio nocturno o diurno…gastronomía…). Es entonces cuando se nos plantea la siguiente incógnita: ¿me alojo en un hotel o en un piso turístico?. En este post queremos compartir contigo, las once principales razones por las que tomar la decisión de alojarse en un establecimiento turístico (hotel, apartamento turístico, hostal…) antes que en una vivienda residencial de uso turístico (los llamados pisos turísticos). Espero que estas once razones te ayuden a tomar la mejor decisión. Así que… toma buena nota de las ventajas de alojarse en un establecimiento turístico, que son las siguientes:

  1. SEGURIDAD. La seguridad de un establecimiento turístico es mayor, porque ha de llevar a cabo controles de seguridad e higiene muy estrictos para garantizar la seguridad e integridad de los clientes que se alojan en él. Son establecimientos totalmente legales, en los que el cliente tiene garantizado que no va a ser objeto de ningún tipo de estafa como las que se dan en viviendas residenciales de uso turístico que se anuncian y luego no existen. Los hoteleros y la hotelería reglamentada, no pueden dar “gato por liebre”, tienen una placa en la puerta que los clasifica, unas hojas de reclamaciones a disposición del cliente y la obligación de informar a la autoridad correspondiente de quién se aloja allí, para garantizar la seguridad del país, de la ciudad y del resto de los huéspedes.

  2. RIQUEZA SOCIAL. Los establecimientos turísticos generan riqueza para el destino, ya que crean puestos de trabajo legales, que hacen más rico al destino y a sus residentes.

  3. CONTRIBUCIÓN A LA SOSTENIBILIDAD DEL DESTINO. Los establecimientos turísticos contribuyen fiscalmente al sostenimiento de la sociedad: seguridad social, educación, infraestructuras…

  4. RESPETO AL MEDIO AMBIENTE Y EL ECOSISTEMA DEL DESTINO. Los establecimientos turísticos tienen controles medioambientales que permiten conciliar este tipo de negocios, con el medioambiente y el respeto al ecosistema del destino turístico que ha de salvaguardarse para garantizar un equilibrio óptimo entre ambos. Se trata de una actividad regulada y controlada de forma estricta y transparente que, a diferencia de las viviendas residenciales de uso turístico, no colapsan la capacidad de soporte del destino turístico, porque hay un límite máximo de plazas que están totalmente controladas, dando seguridad jurídica a sus usuarios.

  5. CONVIVENCIA Y PAZ SOCIAL CON LOS RESIDENTES. Los establecimientos turísticos, respetan y hacen posible la convivencia de los turistas con la población residente, garantizando la paz social.

  6. PROFESIONALIDAD DEL PERSONAL QUE NOS ATIENDE. Los establecimientos turísticos, te ofrecen experiencias y servicios de forma profesional, contando con un equipo humano preparado para ello. Cuando estás en manos de un profesional, es fácil que tus vacaciones acaben siendo ideales.

  7. DESAYUNOS Y COMIDAS A TU TOTAL DISPOSICIÓN. Los bufetes de desayuno de los hoteles son, claramente, una razón de peso para tomar la decisión de alojarse en ellos. Lo cierto es que, el tema de la alimentación, es crucial cuando viajamos, y la opción que nos ofrecen los hoteles, es perfecta, porque no tienes que perder el tiempo en hacer la compra, preparar la comida, y menos aún, en fregar y recogerlo todo después de comer. Además puedes elegir el régimen de comidas que mejor te encaje: alojamiento y desayuno (nuestro favorito), media pensión o pensión completa, según el caso.

  8. SERVICIOS ADICIONALES y DETALLES QUE TE HARÁN SENTIR ESPECIAL. Solo tienes que imaginarte dándote un baño perfecto en una de las piscinas, o disfrutar de un masaje relajante en el spa…Además, al elegir un hotel, no hace falta que lleves ni champú, ni el resto de productos para tu higiene, ya que en el baño de tu habitación te encontrarás los amenities perfectos para tu aseo personal.

  9. ATENCIÓN 24 HORAS. Tienes a tu disposición a una persona que te atiende y está a tu disposición, ante cualquier imprevisto, en la recepción, que se encuentra abierta para ti 24 horas al día, los siete días de la semana. Olvídate de conserjerías vacías durante toda la noche o establecimientos ruidosos dónde no hay nadie que pueda poner orden y atenderte. Cuando estás en un país extranjero, y si además tienes problemas con el idioma, puedes disfrutar de la atención de un amable recepcionista dispuesto a ayudarte ante cualquier problema o incidencia.

  10. OFERTAS PERFECTAS Y PERSONALIZADAS. Los días en que alojarse en un hotel era impensable para los que tuvieran una economía ajustada, han pasado a mejor vida. Ha llegado el momento en que los hoteles han acabado democratizándose con precios o tarifas mucho más asequibles y al alcance de cualquiera. Pero… para garantizarse el mejor precio, lo suyo es reservar directamente en la web del hotel, donde además de mejores precios y ofertas, te pueden ofrecer toda una serie de ventajas que no encontrarás de otro modo. Por otro lado, cabe la posibilidad de que se nos presenten opciones más baratas, a todos nos ha pasado, que cuando sólo hemos reservado por precio, sin tener en cuenta la relación calidad precio, nos han tomado el pelo, y es entonces, cuando descubrimos, la razón por la que la otra opción era un poco más cara que la que hemos escogido…la calidad tiene un precio.

  11. SERVICIO: TODO ESTÁ LIMPIO Y ARREGLADO. Olvídate de hacer la cama, ni la comida, y mucho menos, de limpiar la habitación. Un establecimiento turístico, es la mejor opción para descansar profundamente, porque no tenemos que hacer absolutamente nada, sólo tenemos que concentrarnos en algo muy simple: Disfrutar de unas vacaciones perfectas.

Así que, antes de tomar una decisión acerca de dónde alojarte, ten en cuenta todos los pros y contras, de cada opción, para tomar la decisión que más se adecue a tus necesidades. Porque…no es cuestión de equivocarse… son tus vacaciones, y todos queremos que nuestras vacaciones sean perfectas.

Muchas gracias por leerme y hasta la próxima.

 

Publicar un comentario